Llame al 323 477-1641

Marya Monares Miyamoto, MD

CEO

Marco Antonio Monares, MD

Clinica Del Migrante, Médico Principal

          Marya Monares Miyamoto, M.D. F.A.A.P es nacida en Los Ángeles y fue criada en Burbank, California. Recibió su Bachillerato de Ciencia, en Biología de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA). En UCLA fue premiada con varias distinciones, el Premio de Servicio De Los Cancilleres, el Premio por Servicio y Dedicación Excepcional A Las Comunidades Del Tercer Mundo en Los Ángeles, y el Premio De Aprecio de Chicanos/as y Latinos/As Para Medicina Comunitaria. De UCLA la doctora progreso y recibió su título de Doctora en La Universidad Del Sur De California (USC) Keck Escuela De Medicina. De allí completo su residencia en Pediatría en la famosa Hospital de Niños Y Mujeres, del el Condado de Los Ángeles Y USC. Después de su residencia la doctora trabajo en la Sala de Emergencias de ese mismo hospital y por un tiempo en clínicas ambulantes en la comunidad de Los Ángeles. Al fin de esta época la doctora empezó a desarrollar el empleo fijo en Los Servicios de Salud Para la Corte Juvenil, en el 2006. La doctora está Certificada por  La Junta Directiva, De La Pediatría y ella es miembro de La Junta Americana de Pediatría. En el 2014, ella misma fundo a Clínica del Migrante, INC y es la Directora Ejecutiva.

             La doctora tiene un interés especial en la Medicina de Adolescentes, los jóvenes de la comunidad de LGBTQ y también los niños que son Víctimas de Explotación Sexual Comercial  (ESC). Ella mantuvo el puesto de Representante del Departamento de Mejoramiento de la Calidad de Medicina para la Cortes Juveniles de 2013 al 2014.  Ella organizo entrenamientos para los médicos sobre la comunidad LGBTQ y fue instrumental en desarrollar las pólizas que conciernen a los jóvenes LGBTQ que se encuentre en el sistema de Cortes Juveniles. Actualmente ella es Campeona y Coordinadora Medica de Los niños que son Víctimas de Explotación Sexual Comercial para el sistema de Cortes Juveniles. La doctora Monares ha participado en viajes de misiones médicas cada tres meses durante los años 2007 al 2011. En el 2011 también dio su servicio como vice presidenta de esta misma organización que llevaba cuidado médico a Tijuana, México.
La Doctor dice que ha sido inspirada por todo la gente maravillosa que ha sido parte de su vida, especialmente su familia. Su familia ha asegurado que ella no se olvide de donde vino. Le han dado el ejemplo de cómo seguir adelante con honor y integridad en la cara de la injusticia. Sus abuelos paternales fueron encarcelados durante la Segunda Guerra Mundial por ser Japoneses. Su padre nació en las cárceles donde detuvieron a muchos Japoneses Americanos injustamente. Por parte de su Madre, sus abuelos fueron casados fuera del Condado de Los Ángeles. Su abuelo era Filipino, de la isla  Negros y su abuela era Mexicana de Torreón. En esa época era prohibido por ley casarse fuera de la raza de uno y por eso tuvieron que casarse fuera de Los Ángeles. Después de la guerra la familia de su papa regreso a los Ángeles. El papa de la doctora era muy aplicado para la escuela y también ganó el campeonato de Gimnasia de la Ciudad De Los Ángeles. Con esos talentos logro ganarse un beca a la Universidad de Stanford en Palo Alto California. Durante su tiempo en Stanford conoció a su esposa mientras que se matriculo para un curso de verano en El Colegio De El Camino. Logro no solamente graduarse pero continúo y fue el primero en la familia de recibir el título de Médico. La mama de la doctora no solo fue un ama de casa pero también desarrollaba sus talentos como una filántropa activa en la comunidad. Ahora le toca a la doctora Monares seguir el ejemplo de sus padres. Por eso ella ha dedicado su carrera médica al servicio de las poblaciones de bajos recursos y de abogar  por esos pacientes que han sido marginados. Su próximo paso es ayudar al Doctor Monares tras Clínica del Migrante  traer cuidado médico a una población muy necesitada. No tiene duda que el Doctor Monares tiene un don de  conectar con sus pacientes y que tratara hacer lo mejor por esos quien lo visiten.
           La Doctora tiene tanta fe en el Doctor Monares que se cazaron en 2015. Fuera de la medicina la doctora toma placer en pasar tiempo con amigos y familia, andar en su paddleboard, ir a restaurantes nuevos y exóticos, y viajar. Ella aprecia su interés en la Clínica Del Migrante y le gustaría establecer una relación con usted y su familia. Ella es de la opinión que toma un Pueblo para criar un niño, y le gustaría si la Clínica Del Migrante pudiera ser su Hogar Medico.

Sobre Nuestros Doctores

    Quería Aprovechar esta oportunidad para darle las gracias por visitar nuestro sitio web. Yo sé que el elegir un médico es complicado, provoca ansiedad, y realmente es una prueba de Fe. Quiero asegurarle que yo no tengo interés en promoverme personalmente y menos venderle algo sin valor. Simplemente les quiero invitar a nuestra clínica si usted está buscando un doctor que tiene tiempo de escucharle sus preocupaciones, sinceramente esté interesado en brindándole buena  salud en todo aspectos, y que trabaje con usted para hacerlo de la forma más económico posible. Y claro que no afecte la calidad de su tratamiento.

     Primero deje introducirme y explicarle las razones por cual he decidido arriesgarme y  abrir nuestra clínica propia. Soy hijo de padres inmigrantes de Chihuahua y Zacatecas, que fue criado en el Este De Los Ángeles. Yo reconozco y he atestiguado lo duro que  trabajan los padres en el Este de Los Ángeles y en las comunidades de habla Hispana. Los padres se sacrifican ellos mismos para darles una mejor vida a sus hijos. También se bien que el falta de lenguaje, el pobre reconocimiento de nuestras culturas, y falta de recursos económicos nos afecta el cuidado médico negativamente. Muchas veces nuestras comunidades son relegadas a clínicas donde los doctores  ven a 35 -45 pacientes al día. Francamente estas clínicas necesitan que ver más y más pacientes para poder ganarse el dinero que les cuesta llenar formas de las seguranzas, desquitar el muy bajo pago que las compañías de seguranza les proveen, y pagar por el alto costo de equipaje y materiales médicos. Muchos doctores se sienten presionados personalmente y profesionalmente bajo estas condiciones. Estas condiciones incluyen navegando las pólizas de las compañías de seguros, tratando de ver alto  números de pacientes que les exige los grupos médicos, y brindando un servicio para que el paciente se siente bien y satisfecho con la consulta. Desafortunadamente, la opinión popular y las estadísticas médicas están de acuerdo que estamos perdiendo la lucha de dar servicios médicos de alta calidad. El pobre cuidado que recibimos se refleja en pacientes que salen del consultorio sin un entendimiento básico de su diagnosis, sin compresión de que plan debe de seguir para mejorar su salud, o porque deber de tomar lo que se le receto. Esta incertidumbre resulta en visitas innecesarias a sal de urgencias, desconfianza en los doctores, y establece una relación adversaria entre doctor y paciente.

      So la pregunta que yo enfrento mucho de estudiantes médicos y varios de mis colegas es la siguiente. ¿Doctor quien tiene la culpa? O como el programa que ve mi mama para ofrecerme su opinión  ¿Quién tiene la Razón? Mi respuesta siempre es lo mismo para el que pregunta. Como profesionales es fácil de culpar al paciente o clasificarlo como “non-compliant”. Noncompliant  es una frase médica para describir a un paciente que no quiere hacer o seguir el consejo del doctor. O sea, non, o no, y, compliant, que es cumplir. Se juntan las palabras y se forma la palabra no es cumplido. En la mayoría de casos esta palabra no es la verdad. La mayoría de pacientes buscan estar sanos, entonces porque existe esta relación adversaria entre doctor y paciente. Como médico y hijo de padres de la tercera edad yo puedo dar testimonio que tengo la experiencia de los dos lados de la consulta. Yo no puedo culpar a un paciente, que no se toma la medicina porque un vecino/a le dice que le puede afectar el hígado. Especialmente si su doctor no le explico que en unas gentes esto puede pasar. Si el vecino/a platico con el paciente por 15 minutos sobre la medicina nueva y le demostró que solo quiere que este bien el paciente entonces como se puede enojar uno. Esos 15 minutos en realidad son doble el tiempo que la mayoría de doctores duran con sus pacientes. Las estadísticas muestran que el tiempo que dura un paciente cara a cara con su doctor es como 6-7 minutos. Entonces, ¿porque no toma más tiempo el doctor con sus pacientes? Las razones son varias y incluyen tener que escribir notas en la computadora, ordenar medicinas por la computadora, llenar muchas formas que requiere la compañía de seguros, el modo ineficiente  en que citan a el paciente, y varias otras razones. Sabía usted que algunas clínicas tiene la práctica de “doublé or triple book” que básicamente describe una práctica de oficinas que toman dos o tres citas en cada cita. Por ejemplo digamos que clínica X tiene un horario de ver a un paciente cada 15 minutos. Eso quiere decir que hay cuatro citas por hora. Muchas veces, la clínica toma tres citas por cada periodo de quince minutos. O sea tres pacientes están programados por cada 15 minutos. Que quiere decir que hay la probabilidad que si todos cumplen con su cita que en esa hora el doctor tiene que ver a 12 pacientes en 60 minutos. Si divide 60 minutos en una hora por 12 pacientes quiere decir que el doctor tiene 5 minutos por paciente. En estos 5 minutos el doctor tiene que escuchar su problema, examinar lo, explicar su diagnosis, recetar medicinas por computadora, escribir la consulta en la computadora, y llenar formas de autorización. Muchas veces un doctor que  ve que la mano esta obviamente quebrada tiene que mandar una forma a otra doctor para pedir permiso antes de hacerle un rayos x. Acuérdese que el segundo doctor que no lo ha examinado y que está en un edificio lejos de donde usted se encuentra va a determinar si usted merece el estudio que su doctor quiere hacerle. Obviamente todos estos pasos extra que tiene que tomar su doctor para brindarle cuidado impiden a la calidad y la relación que tiene su doctor con usted. Con razón la mayoría de pacientes reportan que su doctor no tiene tiempo para escucharlos. “Nomas me tomo el pulso y fuera”, es lo que oigo muchos paciente y familiares decir.

      Si esto le suene conocido, yo creo que el problema se va empeorar al entrar la ley reconocida como Obamacare. La Ley de Cuidados de Salud Asequibles o Obamacre es un paso en la dirección correcta para asegurar la salud de poblaciones de alto riesgo. Yo apoyo a Obamacare y estoy feliz que mucha gente  por la primera vez en su vida tendrá acceso a servicios médicos bajo seguranza. Pero también reconozco que como cualquier plan inicial siempre hay defectos y hay modos de mejorar lo principios para el beneficio de todo el pueblo. Esto me trae a la razón por cual yo decidí arriesgarme en abrir esta clínica. Como ya mencione millones de personas han recibido seguranza por la ley de Obamacare. Lo que no fue muy bien publicado en la prensa nacional fue que también millones de gente quedaron fuera de la red de Obamacare. Este grupo que fue excluido de los beneficio de Obamacre incluyen a la gente indocumentada, gente que trabaja duro pero al fin no pueden con los precios de la nuevas pólizas, y a gente que les cortaron sus horas para no ofrecerles planes de salud. Estos grupos tienen un lugar especial en mi corazón y  reconozco que ellos hacen los trabajos más cansados, más sucios, y de menos reconocimiento. Aunque no lleven mucho reconocimiento estos trabajos son vitales para California y el país.  Creo que si usted está leyendo esta página ya está viviendo lo que yo describo.

     Yo también viví esta experiencia. Durante los ocho años que estudie en la universidad de  Cal State  Los Angeles, durante mi estudio también trabaje tiempo completo como Cementero. Trabajamos duro bajo el sol todo el día y nuestros patrones fueron buenos. Me amaban como otro hijo pero la verdad es que no podían ofrecerme un plan de salud. Si tuve costos extra por falta de plan de salud pero gracias a Dios no tuve una enfermedad grave. La verdad es que solo Dios y la suerte me salvaron porque si me pega una enfermedad seria quizás nunca logro escribirle esto ahora. Francamente tengo amigos que tuvieron menos suerte  que yo y nunca realizaron todo su potencial.

     Yo soy un Internista y Pediatría. Eso quiere decir que tengo la capacidad de ver a un paciente desde recién nacido hasta el resto de su vida. Mi promesa a usted es de ofrecerle consultas dedicas a su mejoramiento y exámenes de laboratorios a precios razonables. También encontrare métodos de conseguirle sus medicamentos a precios muy bajos. Aunque uno de mis enfoques será en tratar de mantener su salud a precios bajos quede asegurado que su tratamiento médico será de alta calidad.

     

     Espero que nos visite, mi familia y yo hemos renovado la oficina para que usted se sienta en casa. Estamos orgullosos de la oficina ya que nosotros hicimos la obra de mano personalmente. Trabajaremos continuamente para agregar tecnologías nuevas para mejor servirle a usted y su familia. Tome un poco tiempo para tomar la Gira en Video de nuestra clínica, enGalería de Fotos. Ojala les guste, hemos tratado de planificar un consultorio bonito, y no nomas un cuarto con sillas para poder cobrar.

 Para su cita llame al 323-477-1641 o contáctenos por correo electrónico.



Call Us:  323-477-1641